Energía solar fotovoltaica para autoconsumo

 
 

ENERGÍA SOLAR FOTOVOLTAICA PARA AUTOCONSUMO

Energía solar fotovoltaica para autoconsumo

Los sistemas de energía solar fotovoltaica para autoconsumo consisten en la combinación de la energía solar fotovoltaica con la red eléctrica. 

Están pensados para reducir el consumo de la factura de la luz y son la alternativa en sistemas de ahorro energético que antes tienden a amortizarse. Debido al elevado e incesante incremento precio de las tarifas eléctricas estos sistemas son la opción más viable económicamente y fácilmente amortizable.

Estos sistemas consisten en una zona de capitación, compuesta por placas solares fotovoltaicas y por un sistema de inversor de red, en su opción más básica.

De manera que, la energía que los módulos fotovoltaicos producen es llevada hasta el inversor de red y este la suministra a la vivienda, la edificación o sea cual sea su lugar de uso.

De esta forma, la vivienda consume preferentemente la energía que le está llegando desde las placas solares y si esta no es suficiente para abastecer el consumo de la casa en cualquier momento, se combinara con la energía de la red eléctrica para cubrir la demanda de energía, consumiendo de la red solo la cantidad de energía que nos falta, por lo que la factura de la electricidad se ve reducida en toda la producción que el sistema nos ha proporcionado diariamente y de manera constante durante las horas de sol.

Como opción más completa, existe la posibilidad de combinar este tipo de instalaciones con sistemas de almacenamiento de energía o más claramente, baterías; en la actualidad existen multitud de baterías dependiendo del fin al que se quiera llegar, desde baterías estacionarias hasta las actuales baterías para autoconsumo de litio, como ejemplo, la batería de Tesla. 

No obstante, ya existen multitud de fabricantes que han incorporado este tipo de batería a sus catálogos de productos, debido a su potencial y a su capacidad de duración.

En estos sistemas de autoconsumo fotovoltaico combinados con baterías, la energía que se produce se consume instantáneamente en la vivienda y el exceso de producción, durante los periodos sin consumo o donde éste es más bajo, esta energía es destinada a cargar las baterías, que se encargarán de suministrar energía una vez que el sol se haya ocultado. 

En el caso de que la batería llegue a agotarse, automáticamente se conectará la red eléctrica. 

Todo esto se realiza sin perjuicio ni corte alguno de la electricidad, por lo que el usuario no tiene absolutamente nada de lo que preocuparse.




Galería

¿Busca una empresa especializada? Pida información ahora

Teléfonos de contacto

(+34) 952 23 95 03

(+34) 628 247 339